viernes, 18 de julio de 2014

Nach so langer Zeit...

Me ha tocado desempolvar el redactor de entradas, porque ha acumulado unas cuantas capas de polvo a lo largo de estos meses.  Más bien por pereza que otra cosa, nunca encontraba la ocasión apropiada para redactar otra entrada. Intentar resumir todo lo que ha ocurrido acabaría siendo un intento frustrado, pues resulta prácticamente imposible relatarlo sin que se me escapen la mayoría de cosas. Aun así, he de decir que pues ha habido todo tipo de experiencias que se quedarán grabadas en mi memoria por mucho tiempo. Desde escapadas espontáneas a Berlín, reencuentros entrañables por Göttingen y Bremen, hasta excursiones sobre dos ruedas y chapuzones en el lago.

Debido al extraño calendario académico de la Universidad de Friburgo, tengo clases hasta el 1 de agosto. Como son las últimas semanas, es ahora cuando viene la avalancha de exámenes, presentaciones y fechas límites para la entrega de trabajos. A esto se le suma el ajetreo de tener que matricularme de las asignaturas del último año de carrera. Por suerte creo que me he apañado bastante bien y que no se me solapa ninguna asignatura; todo un milagro, teniendo en cuenta la increíble facilidad con la que esto ocurre en la maravillosa Universidad de Valencia.  

A pesar del tiempo robado por las horas de universidad, de trabajo en casa y algún que otro trámite burocrático, disfruto de bastante libertad a lo largo del día para hacer aquello que me apetezca. Es por ello que durante las últimas semanas intento sacarle el máximo partido a este margen temporal para hacer varias cosas que me he propuesto antes de volver a España. Una de ellas es presentarme al examen del C2 del Goethe Institut en agosto. Me apunté a principios de junio y podría decirse que ya no hay vuelta atrás, a pesar de que todavía no haya pagado. He sacado varios libros con modelos de exámenes de la biblioteca y aprovecho todos los recursos a mi disposición para obtener el mejor resultado posible llegado el momento (aunque sí, para qué lo voy a negar, con aprobar este nivel me doy con un canto en los dientes).

Una de las sanas costumbres a las que me he habituado hará un par de meses es a leer el periódico Die Zeit. En mi WG tenemos la suerte de que mi compañera de piso recibe una beca, gracias a la cual le dan semanalmente y de manera gratuita este periódico, el que podría considerarse como uno de los más completos y mejor redactados a nivel estilístico en el panorama del periodismo alemán. Lo que más valoro de este periódico nacional no es únicamente la calidad con la que los artículos están escritos, sino la relativa imparcialidad con la que suelen tratar los temas, intentando dar siempre varias versiones y puntos de vista.

Sin embargo, por muy interesantes que puedan llegar a ser la mayoría de artículos, muchos se tornan pesados, rimbombantes y algo secos; en especial los de las secciones de política y economía. Artículos que, por mucha información de actualidad que aporten, no son la mejor compañía para días como el de hoy, donde el sol pega sin clemencia. Es por eso que para ocasiones así hay una lectura mucho más llevadera y ligera: Zeit Campus. Se trata de una revista para estudiantes de la misma editorial que el periódico. En mi opinión, no podría estar mejor estructurada y enfocada. Desde consejos para la vida universitaria, reportajes en universidades desconocidas con ofertas académicas de lo más interesantes, debates sobre temas de actualidad, hasta descripciones de las  rutinas de aquellos estudiantes que compaginan sus estudios con trabajos a tiempo parcial. La única pega es que sale cada dos meses, pero merece la pena la espera. Además, siempre viene con un dossier enfocado exclusivamente a una carrera o carreras determinadas.





Esta entrada ha acabado siendo una recopilación de cosas random más que otra cosa, pero la verdad es que echaba de menos escribir por aquí. Espero que no pase tanto tiempo hasta la próxima vez que me deje caer. 

10 comentarios:

  1. Me ha llamado la atención tu observación "muchos (artículos) se tornan pesados, rimbombantes y algo secos; en especial los de las secciones de política y economía".

    Sin embargo, lo rompedor sería tomarse lo serio con una actitud irrespetuosa. Es por eso que el creativo 'no se come un rosco' hasta que su transgresión se convirtió es moneda común y, por lo tanto, devaluada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En realidad no me parece tan rompedor que dichos temas se aborden con una actitud más relajada y distendida, de manera que se consiga amenizar la lectura. Buen ejemplo de ello es The Economist, cuyos periodistas suelen introducir muchos recursos retóricos propios de la literatura, aunque sin que ello repercuta en la calidad y “seriedad” de los artículos. Uno de los objetivos de los artículos de divulgación es precisamente mantener al lector enganchado. Y qué mejor forma de hacerlo que algunas pequeñas píldoras de ironía o de humor. Está claro que hay temas que se prestan en mayor o menor medida a la utilización de estos recursos, pero no termina de ser imposible. Aunque coincido en que en muchos casos prima la rigurosidad frente a la creatividad. Por desgracia.

      Eliminar
  2. ¡Hola, Dafne! Una pregunta... ¿Cuántos años llevas estudiando alemán y en qué curso estás?
    He visto que tienes el ask desactivado, así que por eso te pregunto por aquí. ¡Gracias! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! :)
      Pues en total llevo unos 5 años aprendiendo alemán. Si te refieres a en qué curso de alemán estoy, actualmente ninguno, pues me saqué el último nivel (C2) este verano. Eso sí, estoy constantemente leyendo, hablando y escuchando para no perder práctica. En caso de que te refirieses a la carrera, curso en estos momentos el último año (es decir, el cuarto).

      Eliminar
  3. ¡Hola, Dafne!

    Me alegra saber que este blog no ha caído en el olvido ya que, como te he dicho en más de una ocasión, me encantan tus entradas.
    Estoy pensando pedir la beca Erasmus para el próximo curso y estoy planteándome la posibilidad de pedirlo para estudiar en alguna universidad alemana. Tengo algunas dudas sobre el programa, ¿podrías hacer una entrada a modo de balance del curso o algo por el estilo? Me gustaría saber si es caro vivir en Alemania como estudiante Erasmus ya que he oído que los pisos o residencias de estudiantes suelen ser bastante caros. Imagino que dependerá mucho de qué ciudad sea, aunque me ayudaría muchísimo conocer tus opiniones o leer sobre tu experiencia en Friburgo.

    Muy agradecida,

    Aria Zankapfel

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Aria!:

      Ay, pues mira que me ha vuelto a pasar lo de dejar el blog abandonado. La constancia en estas cosas no acaba de ser lo mío. En gran parte se debe a que mi estancia Erasmus terminó a finales de agosto, por lo que ahora poco tengo que contar desde mi vuelta a España. Sin embargo, claro que podría hacer un balance general sobre hacer un Erasmus en Alemania. En breves subiré algo al respecto.

      De nuevo, gracias por tu interés.

      Saludos

      Eliminar
  4. ¡Hola! He dado con tu blog buscando en Google alguna academia o escuela de alemán en Friburgo (Alemania), aunque mi búsqueda no ha dado muchos resultados y solamente b
    He encontrado viajes de idiomas organizados por medio de agencias que, normalmente, tienen precios algo elevados. ¿Sabes si la Universidad de Friburgo organiza cursos de alemán para extranjeros en verano o cómo puedo dar con cursos de alemán en academias de allí? Sé que todavía queda mucho para verano, pero quiero mirarlo con tiempo para que no se me pasen los plazos.
    Muchas gracias, Dafne. Te has ganado una nueva seguidora loca por la cultura teutona.

    Elena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Elena:

      Me parece genial que mires todo con tanta antelación, porque así tienes el tiempo y la calma para tomar la decisión que mejor creas conveniente. Yo soy igual que tú y suelo mirar las cosas muy pronto. Respecto a tu pregunta, sé que la Universidad de Friburgo ofrece cursos de alemán en agosto. Aquí está el enlace: https://www.sli.uni-freiburg.de/internationale_sprachkurse/isk_august_ La verdad es que yo no he hecho ninguno, por lo que no puedo recomendártelos de primera mano. Aun así, parece ser que la oferta es bastante amplia y quizás no sea tan caro como con agencia. El pasado marzo mi compañera de piso se marchó un mes y vino una chica italiana que asistió a uno de estos cursos. Por lo que me comentó estaba bastante bien, porque tenían acceso a la cafetería de la universidad y había todo de tipo de actividades.

      Muchas gracias por pasarte. Si tienes alguna duda o pregunta más, no dudes en hacérmelo saber.

      Saludos

      Eliminar
    2. Muchísimas gracias, Dafne. Era precisamente eso lo que estaba buscando, pero como mis conocimientos de alemán todavía no son muy elevados, no había dado con ello.

      Bueno, ya que estamos, ¿podrías decirme cómo viajar de España a Friburgo? Yo vivo en Valencia (al igual que he visto en tu perfil), pero creo que no hay vuelos directos para viajar allí con ninguna companía. Por eso, si tienes un huequecito, ¿podrías orientarme un poco, aunque sea en un comentario?
      Muchas gracias otra vez, bonita.

      Elena

      Eliminar
    3. ¡Hola, Elena!:

      Siento haber tardado tanto en responder, pero no suelo utilizar la cuenta de correo que tengo vinculada a blogspot y no me llegan notificaciones de los comentarios.

      Para viajar a Friburgo tienes distintas opciones. Yo iré el 27 de diciembre con Easyjet desde Alicante, con destino a Basilea; aunque el aeropuerto se encuentra en Francia, cerca de la frontera entre Alemania y Suiza. Al ser una compañía de bajo coste, hay vuelos bastante asequibles De Basilea sale un autobús que, pese a ser algo caro, te lleva directamente a la estación de Friburgo.

      Las compañías que vuelan desde Valencia a Basilea son algo más caras, como Air Berlin o Swiss Air, pero si lo miras con antelación, igual tienes suerte. Lo bueno de estas compañías es que en el precio viene incluida la maleta de 23 kg, cosa que en el de Easyjet, no. Lo único es que no hay vuelos directos, ya que la mayoría suelen hacer escala en Mallorca o en Zúrich, por lo que duran más tiempo. En el caso de que encontrases vuelos baratos a Zúrich, igual te merece la pena volar hasta allí y luego coger un autobús, pues el autobús a Freiburg solo cuesta 8 euros.

      Otra opción factible es volar desde Valencia con Ryanair hasta Frankfurt Hahn. El problema es que desde ahí hay que coger dos autobuses y hay un riesgo alto de que, al ser muy tarde y tener que hacer tantas veces transbordo, te toque pasar una noche en otra ciudad. Puede que al final lo que te ahorras por un lado, lo pierdes por otro. Pero como te digo, todo es mirarlo. Mi novio vino a visitarme con esta combinación en octubre y le salió muy bien de precio, porque tuvo bastante suerte con los horarios, aunque el viaje se le hizo algo pesado.

      Espero que te haya servido de ayuda y no dudes en hacérmelo saber si tienes más pregunta :)

      Eliminar