domingo, 12 de octubre de 2014

Por qué decantarse por Alemania (ERASMUS)

En vistas de que, a pesar de que mi Erasmus llegó a su fin a finales de agosto, todavía no había hecho una valoración de mi estancia, me he decidido por poner en la balanza algunos de los aspectos positivos tras la experiencia. Quizás esto pueda servir de ayuda a algunas personas que quieran marcharse con la archiconocida beca europea y aún no las tengan todas consigo a la hora de escoger destino.

Así que, sin más dilación, aquí os comento algunas de las tantas razones por las cuales Alemania es una buena elección para realizar un intercambio:

 1.  El idioma. Cogeos a la silla, porque lo que os voy a contar os va a dejar sin habla y quizás tengáis que leerlo varias veces para creerlo: en Alemania se habla alemán. Sí, lo sé, os acabo de descubrir el nuevo mundo. Esta perogrullada es de por sí una de las mejores razones para ir al país teutón. Y es que el alemán es el idioma con mayor número de hablantes nativos dentro de la Unión Europea. No hay que dejar de lado su importancia actual dentro de fronteras europeas y más allá de estas, ya que la riqueza alemana no se limita únicamente a nivel económico, sino que abarca otra serie de aspectos como puede ser el patrimonio cultural.
Otra aclaración que me gustaría hacer es que no os dejéis influenciar por los comentarios del tipo “no te vayas a X ciudad, que allí hablan con X acento”. Este consejo es, en mi opinión, absurdo. Entre otras cosas porque en todas las universidades alemanas se habla Hochdeutsch, pues es propio de registros formales. A no ser que estés en un seminario del departamento de Germanistik sobre acentos regionales, es poco probable que el profesor empiece a hablarte en bávaro o berlinés. Además, a esto se le suma que la mayoría de estudiantes alemanes que conoceréis probablemente no serán originarios de esa ciudad, ya que casi todos se mudan de su ciudad natal al comenzar la universidad. Como curiosidad os diré que durante mi estancia en Friburgo solo conocí a un chico originario de allí, el cual acababa de comenzar el máster, porque la carrera la había hecho en Colonia.
Así, el único contacto con el acento será que, al caminar por la calle, os daréis cuenta de que determinados grupos (en su mayoría ancianitos adorables de la zona) hablan “de forma rara”. Pero esto ocurre en casi todas partes, porque no hay casi ningún rincón de Alemania donde no se hable dialecto, sobre todo en las zonas rurales. Sin embargo, dado que la mayoría de universidades se encuentran en ciudades más grandes, este problema se ve relevado a un segundo plano.



2. El nivel de vida. A diferencia de otros países europeos como pueden ser los escandinavos, los bienes en Alemania no son más caros que en España. Ojo, sí que es cierto que la mayoría de los alquileres son más elevados en comparación con nuestro país, pero la diferencia tampoco es abismal. Es más, en muchas ciudades pertenecientes a la antigua República Democrática Alemana —como por ejemplo Leipzig— los alquileres son de lo más asequibles. De hecho, una de las cosas que me sorprendieron para bien fue el hecho de que hubiera varios artículos más baratos allí que aquí. Clara muestra de ello son los cosméticos/productos de aseo personal. Entrar en DM (tienda de cosmética) con idea de comprar un simple gel de ducha y salir con el siguiente arsenal: champú, acondicionador, lima de uñas, tiritas para las ampollas, vitaminas para reforzar la piel, discos desmaquillantes… Y, para colmo de males, también tienen sección de alimentos biológicos, por lo que siempre suele caer algo para picar. En este sentido, Alemania no podría tener mejor papeletas: mucha variedad, barato y de calidad.




3. La enseñanza universitaria es gratuita. Independientemente de la Bundesland en la que os encontréis, estudiar en la universidad es gratis. Justo este otoño se eliminaron las tasas de matrícula (Studiengebühren) en Baja Sajonia, el último estado federal que aún estaba pendiente de llevar a cabo esta reforma. A pesar de que esto tiene sus detractores y sus defensores, lo bien cierto es que la ausencia de tasas es el anzuelo perfecto para atraer a estudiantes de todo el mundo. En el caso del Erasmus resulta indiferente, pues se pagan las tasas de la universidad de origen, pero puede ser interesante de cara a un posgrado o estudios posteriores similares. A pesar de esto, sí que es cierto que se paga una cuota por algunos servicios de administración, con el objetivo de favorecer el mantenimiento de las instalaciones, la cafetería y otras instituciones. Pero no os preocupéis, porque esta suele rondar los 100 euros y se paga por cuatrimestre.


Es cierto que me dejo muchas otras y que esto es solo un breve esbozo de algunas de las ventajas, pero espero que a más de uno le haya ayudado a decantarse. Por lo que a mí respecta, como os comenté estoy cursando el último año de la carrera en Valencia, así que ando bastante liada con el trabajo de fin de grado y demás asuntos. Aun así, mi idea es volver a tierras alemanas una vez acabe con todo en junio e independizarme ya definitivamente allí para proseguir con mis estudios de posgrado. Barajo distintas posibilidades de becas y aún no está del todo claro, pero la verdad es que ilusión y ganas no me faltan. ¡Os mantendré informados!

11 comentarios:

  1. ¡Hola, Dafne!
    Muchas gracias por la entrada, me ha parecido muy curiosa. Por cierto, ¿podrías orientarme sobre por cuánto sale mensualmente un Erasmus en Friburgo? (Obviamente, con lo que suele suponer irse de Erasmus: comidas, salidas, piso o residencia, excursiones, viajes, tasas de trámites...) No necesito una cantidad exacta, ya que imagino que eso depende de cada mes, simplemente es por hacerme una idea de cuánto cubrirá la beca y cuánto he de poner de mi bolsillo.
    Gracias :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es difícil hacer una estimación, pues todo depende de la persona, de la ciudad dentro de Alemania y de múltiples factores más. Lo que sí que puedo decirte es que la dotación económica de la beca ERASMUS que dan actualmente en España es irrisoria; vamos, que no da para pasar el mes. Yo recibía en torno a 320 mensuales. Eso era más o menos lo que me costaba el alquiler. Me atrevería a decir que los costes de vida de un estudiante en Friburgo están sobre los 650 euros, sin tener que privarse demasiado, pero tampoco llegando a despilfarrar. Eso sí, el primer mes siempre es más caro, sobre todo por el depósito y otros trámites que hay que realizar.

      El periódico Die Zeit ofrece un desglose orientativo de costes en función de la ciudad alemana donde se quiera estudiar: http://ranking.zeit.de/lebenshaltungskosten Quizás te sirva de ayuda, aunque por lo general me parece que exageran. Se puede pasar con mucho menos dinero. Aun así, está bien para contemplar las diferencias entre distintas ciudades.

      También tienes que tener en cuenta que las ayudas económicas vienen en distintos plazos (tres en mi caso), y que no ingresan ni un céntimo del primer pago hasta que no has mandado los documentos que se requieren al llegar a tu destino. Esto quiere decir que tienes que encontrar por narices otras formas de financiación. Yo tengo la suerte de que mis padres me ayudaron económicamente y de que trabajé como traductora y dando clases de español allí; aunque lo bien cierto es que esto último iba más que nada destinado a caprichos.

      Espero que te haya servido de ayuda y mucha suerte.

      Eliminar
  2. Y necesitas buen nivel de alemán o con el inglés puedes ir tirando mientras vas estudiando alemán?
    (es un buen sitio para plantearse ir!) Me ha parecido muy interesante todo lo que has escrito,

    besos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Depende de la carrera. Hay algunas que tienen varias asignaturas en inglés, pero sí que es cierto que la mayoría se imparten en alemán, por lo que lo ideal es ir con un nivel medio/alto (B2). Eso no quiere decir que, con esfuerzo y dedicación, se pueda ir "tirando" con el inglés hasta que se adquiera mayor nivel de alemán.

      Me alegra saber que te ha parecido interesante :)

      Besos

      Eliminar
  3. ¿Qué consejos le darías a una estudiante de traducción que está en primer curso de carrera? Me serían de gran ayuda :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, así a bote pronto es complicado dar consejos. Aun así, creo que una de las cualidades más importantes y fundamentales de todo estudiante de traducción es la curiosidad. Curiosidad por conocer. La avidez por descubrir es la clave para ser un buen traductor, pues hay que tener en cuenta que los traductores se pasan la vida informándose sobre distintos temas para poder así abordar textos provenientes de diversos ámbitos de conocimiento.

      Uno de los mejores consejos que me han dado en la carrera y que me han servido de mucho es leer diariamente noticias en mis lenguas de trabajo. Esto no solo me ha ayudado a mejorar mis habilidades lingüísticas, sino también a estar en todo momento al tanto de cuestiones actuales y a enriquecer mi cultura general. Es un pequeño esfuerzo que, a la larga, se nota.

      Eliminar
  4. ¡Hola! Ya que he visto que has cambiado la información del perfil y eres asídua a cafeterías con encanto, ¿podrías recomendarme algunas en Valencia o alrededores?

    Muchas gracias ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira que de Valencia no conozco tampoco demasiadas. En Friburgo tenía mucha más costumbre de ir a tomar café (tanto sola como acompañada), pero en mi ciudad natal voy muy de vez en cuando. Aunque quizás eso convierta el ritual de ir a tomar café en algo más especial.

      Mis cafeterías preferidas en Valencia se encuentran ambas en el barrio de Ruzafa. Son Bluebell Coffee (https://www.facebook.com/bluebellcoffee) y Unhate Café (https://www.facebook.com/UnhateCafe). No solo tienen una estética muy cuidada y acogedora, sino que también sirven capuchinos espumosos de los que me gustan y todo tipo de tartas que están para chuparse los dedos. Si tuviera que decantarme por una de estas dos, me quedaría con el Unhate Café, pues su decoración “improvisada” y de aire ecologista me recuerda mucho a uno de mis rincones preferidos en Friburgo: el Café POW.

      Ya me contarás si te dejas caer por alguna de ellas y qué te han parecido :)

      Eliminar
  5. ¡Hola, Dafne!
    Estoy pensando en hacer una escapada de unos tres días a Alemania en enero y estoy entre las ciudades de Dusseldorf y Frankfurt. No conozco ninguna de las dos, así que me está resultando muy difícil escoger. En tu opinión, ¿cuál me recomendarías? ¿Crees que es una locura decidir hacer turismo en Alemania en enero?

    Muchas gracias por tu ayuda :)

    Chelo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, Chelo:

      Marcharte a Alemania en enero no es ninguna locura, ¡no te preocupes! Sí que es verdad que hace más frío que en España, pero es un frío seco que, con buen abrigo, se aguanta sin problemas. Yo estaré del 27 de diciembre al 5 de enero en Friburgo y la verdad es que del tema clima ni me preocupo, porque con llevarte un chaquetón apropiado, es más que suficiente.

      Respecto a cuál de las dos ciudades elegir, he de confesarte que únicamente he estado en Fráncfort, por lo que no puedo opinar sobre Düsseldorf. Estuve a punto de ir a esta última cuando un amigo se ofreció a llevarme en coche, ya que la ciudad le gustaba mucho y tenía ganas de enseñármela, pero al final no pudo ser por falta de tiempo. Aun así, toda la gente que conozco que ha estado, me ha hablado bien de ella.

      En Fráncfort pasé un día el año pasado y publiqué una entrada en el blog donde cuento todo lo que hice (http://poppiesinjune.blogspot.com.es/2013/07/frankfurt-am-main-und-zulassungsbescheid.html). Quizás pueda servirte como orientación para saber si hay cosas que te interesan. En mi opinión, a pesar de ser una ciudad algo comercial y sin un centro histórico tan pintoresco como otras, merece la pena visitarla. Hay puntos con mucho encanto y me parece una buena ciudad con la que empezar a descubrir Alemania. Además, al no ser tan grande como Berlín, por poner un ejemplo, con tres días da tiempo de sobra para visitar lo más emblemático.

      Mucha suerte con el viaje y ya me contarás qué tal ha ido todo. Seguro que merece la pena, independientemente de la ciudad que escojas.

      Eliminar
  6. ¡Muchísimas gracias, bonita!
    Por supuesto, ya te contaré en cuanto lo decida :D
    Un abrazo,

    Chelo
    unaestudianteporelmundo.com

    ResponderEliminar