sábado, 24 de enero de 2015

Cómo aprobar el Goethe-Zertifikat C2 (2º parte)



En la entrada de hoy prosigo con los consejos para aprobar el último examen oficial de alemán. Los dos módulos que me quedaban pendientes eran el Modul Sprechen y el Hören.

Sprechen

Esta es la única parte que se realiza en otra fecha distinta al del examen escrito. Mientras que el resto de módulos tienen lugar el mismo día, para el examen oral hay que apuntarse el día del escrito, indicando la hora a la que queremos hacerlo. A diferencia de otros niveles, aquí no hay que buscar pareja, ya que se evalúa de manera individual y la parte del diálogo se hace con el examinador. Sí, solos ante el peligro.

Como en la mayoría de exámenes orales, hay un monólogo y un diálogo. Para prepararnos el examen entero nos dan 15 minutos. Por experiencia propia, os recomiendo que os centréis sobre todo en la parte del monólogo, ya que en el diálogo dependemos casi por completo de por dónde quiera conducir la conversación el examinador. Aun así, tampoco hay que descuidar esta parte. Yo diría que para el monólogo podrían emplearse 10 minutos y para el diálogo 5.

En el monólogo se nos exige que hagamos un discurso de 5 minutos sobre un tema en concreto, pudiendo elegir entre dos distintos. El contexto ficticio que nos presentan es el de un seminario, por lo que debemos mantener en todo momento el tono formal. Dentro de cada opción nos encontramos con tres frases o citas que muestran opiniones positivas y negativas con respecto al tema. Así, nos piden que adoptemos una postura y que la justifiquemos, aportando ejemplos y ayudándonos de las frases que nos han dado. Esto último es opcional, pero hacer referencia a las citas se valora y pueden ser de gran ayuda para orientarnos.

En mi caso, yo me decanté por los encuentros de jóvenes de distintas nacionalidades. Si mal no recuerdo, el aspecto negativo que se describía en las frases era el del choque cultural. Como podéis comprobar, el tema no era excesivamente complicado, sobre todo si se tiene en cuenta que yo acababa de finalizar mi experiencia como Erasmus, lo cual me venía de perlas para dar ejemplos. Esto resulta clave en esta parte: ejemplificar. Es imposible llenar 5 minutos hablando si no se aportan ejemplos. En cuestión de ejemplos, todo vale: una noticia que hayamos visto en la televisión, algo que le haya pasado a un conocido o que nos haya pasado a nosotros, algún libro sobre el tema… Si no se nos ocurren ejemplos reales, no importa. A inventar se haya dicho. El examinador no va a investigar si tienes un amigo llamado Pepito al que le pasó x cosa. Mentir en este tipo de exámenes es lícito.

Para tener todo más claro, lo ideal es establecer dos columnas: una con las ventajas y otra con las desventajas. Apuntad todo lo que podáis de la manera más ordenada posible, ya que tienen muy en cuenta lo estructurado que esté el discurso. ¿Cómo podemos lograr este hilo conductor o cohesión? Pues enlazando las ideas con los típicos conectores de einerseits… andererseits, la preciosa y extraña construcción alemana de zwar… aber y muchas otras muletillas que pueden sernos de gran ayuda y que conviene interiorizar.

Si queréis causar una buena impresión, es muy importante cómo se empieza y cómo se acaba. Al comenzar, podéis utilizar algo así como “In meinem heutigen Referat beschäftige ich mit dem Thema…“. Esto nos da seguridad, porque son fórmulas fijas que nos dan tiempo para pensar en lo que vamos a decir a continuación. A la hora de acabar, no olvidéis hacer una conclusión donde remarquéis vuestro punto de vista. Debe dar la sensación de que no os habéis dejado ningún cabo suelto y de que habéis dicho todo lo que queríais decir (aunque quizás haya muchos puntos que no hayáis mencionado).

Una vez hemos acabado nuestro corto discurso, el examinador nos hace una serie de preguntas sobre el tema que acabamos de exponer. Los míos no fueron demasiado puntillosos, por lo que simplemente me pidieron que contase un poco más sobre cómo mi experiencia Erasmus me había ayudado en el ámbito académico y en el personal. 

En la parte del diálogo me tocó hablar de una cuestión filosófica y abstracta donde las haya: la relación entre la noción de libertad y los derechos humanos. El caso es que después de haber asistido a algún que otro debate filosóficos organizado por el círculo de amigos de mi novio (apodados bajo el nombre de soirées), esta parte me resultó entretenida y todo. El examinador fue muy amable en todo momento y se notaba que estaba muy implicado en la discusión. Eso sí, se acabó yendo un poco de madre, porque al final acabamos hablando sobre las condiciones de trabajo de los inmigrantes en España.

Aquí os recomendaría que si el examinador formula alguna pregunta que no acabáis de entender, no dudéis en recurrir al socorrido: “Was meinen Sie damit?”. Sin miedo. No muerden (al menos no todos).


Hören

Este módulo está dividido en un total de tres partes y es, desde mi punto de vista, el más difícil de todos.

La primera consta de distintos extractos de programas de radio, normalmente noticias o historias de actualidad. Por cada fragmento nos presentan tres frases y hay que decir si son falsas o verdaderas. La dificultad de esta parte reside en que solo ponen la grabación una vez, por lo que hay que abrir muy bien los oídos. Mi consejo es que durante el tiempo que os dan para leer las preguntas, subrayéis las palabras clave que no podéis pasar por alto, ya que luego apenas hay tiempo para contrastar lo que dicen con lo que pone en el papel, pues los fragmentos suelen ser bastante cortos.

La segunda parte es un diálogo entre dos personas que debaten acerca de un tema. Igual que el anterior, la grabación solo suena una vez. Nos proporcionan distintas frases y nos piden que indiquemos con qué persona coincide la opinión que se refleja en la oración (con la persona A, persona B o con ambas). Mientras que en la primera parte utilizan un tono más formal, en esta no es poco frecuente oír expresiones más coloquiales, ya que se supone que es una conversación espontánea.

La última parte es la más complicada y, por suerte, la ponen dos veces.  Suele ser una entrevista con algún experto, al cual le hacen preguntas sobre su trabajo o alguna investigación que esté llevando  cabo. En total aparecen 10 preguntas con tres posibles opciones. Tenemos que marcar la opción que se corresponda con lo que el experto ha dicho. Lo que supone todo un desafío es estar pendiente de la entrevista y al mismo tiempo contrastar la información que se nos da, ya que en ocasiones es algo liosa y el vocabulario siempre suele ser bastante técnico. A mí, por ejemplo, me tocó la nanotecnología. A pesar de que entendía casi todo lo que el buen hombre iba diciendo sobre este apasionante tema, me las vi crudas para discernir cuál era la opción correcta, ya que en muchos casos se prestan a la ambigüedad.

Lo que recomiendo encarecidamente para mejorar las habilidades de escucha es, tal y como he comentado en otras entradas, descargarse podcasts. Es una muy buena manera de adquirir vocabulario sobre distintos ámbitos y hay temas muy interesantes. Aquí os dejo una lista con mis podcasts alemanes preferidos:



En un comentario de la entrada anterior me preguntaron si había libros para prepararse el examen, así que añado aquí los títulos que conozco y que a mí me sirvieron de gran ayuda.

El más reciente es Mit Erfolg zum Goethe-Zertifikat C2, publicado en 2013 por la editorial Klett, donde hay varios modelos y donde cada parte se explica con detalle, incluyendo trucos y ejemplos. El otro es de la editorial Hueber y se publicó en 2012 (Fit fürs Goethe-Zertifikat C2).


Y esto ha sido todo por lo que al examen del C2 se refiere. Solo me queda daros muchos ánimos a los que os decidáis por dar el gran paso. Si tenéis cualquier pregunta o queréis compartir vuestra experiencia, no dudéis en hacerlo en los comentarios. 

5 comentarios:

  1. Holaaa!

    No sabes la envidia que me das, vaya peso que te has quitado de encima al sacarte el certificado, muchas felicidades! Yo lo he pensado más de una vez, pero no he sido capaz de hacer fundamento y preparármelo :'(. Algún día me hará falta y no lo tendré, lo estoy viendo. Cuando ese día llegue volveré a leer tus posts y los valiosísimos consejos que aportas en ellos! :)

    Un beso!

    http://unaestudiantenomada.blogspot.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola!:

      Todo es ponerse, a mí también me daba mucha pereza pasar por todo el proceso de preparación, pero la verdad es que merece la pena. Espero que cuando te decidas a hacerlo, te salga genial :)

      ¡Un beso!

      Eliminar
  2. Y hola otra vez :P. Te invito a unirte al grupo de Facebook "Blogs de jóvenes para jóvenes", una manera para dar a conocer tu blog! :)

    https://www.facebook.com/groups/1533913300193997/

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola!
    Yo también soy estudiante de traducción, así que me apunto todos tus consejos porque seguro que me serán de gran utilidad.
    Por cierto, ¿sabes de algún libro de gramática inglesa o alemana que puedas recomendarme? Siempre está bien repasar y ampliar conceptos :)

    Cecilia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola, Cecilia!:

      Siempre es agradable ver a más estudiantes de Traducción por aquí :) Espero que los consejos te sirvan de ayuda.

      Si la memoria no me falla, para inglés solía utilizar los de Grammar in Use de Cambridge. Para alemán te recomendaría el de Gramática Alemana de Larousse, porque está todo muy bien explicado y es perfecto para gente autodidacta. Lo bueno de este último es que todo está muy bien organizado y hay muchas tablas y ejemplos con los que puedes repasar.

      ¡Un saludo!

      Eliminar