viernes, 25 de octubre de 2013

Herbsttag

 Nunca me cansaré de repetir hasta la saciedad que el otoño es mi estación del año preferida. Si antes me sobraban las razones para hacerlo, ahora que estoy viviendo el otoño en esta ciudad me doy cuenta de que todavía hay muchas más. Tal vez sea la variada gama de colores que viste los árboles (desde el ocre más claro hasta un rojo intenso sangre), o las intermitentes visitas de la lluvia, que impregnan el ambiente de una humedad reconfortante; o quizás sea que sigo en la nube de vivir en la ciudad de mis sueños.  






La primera semana de clases ha llegado a su fin. Tengo libres tanto los martescomo los viernes, por lo que no puedo quejarme en absoluto. Aun así, me he percatado del esfuerzo y dedicación que requieren algunas asignaturas. Son cinco en total:

  • Einführung in das Lehr und Forschungsgebiet DaF. Al parecer no había un nombre más largo (bueno, seguramente sí, que esto es Alemania). Básicamente se centra en técnicas para enseñar alemán como lengua extranjera. Ya hice un curso aplicado al español, así que el tema de la enseñanza de lenguas me interesa bastante. Como es lógico, se imparte en alemán. La dificultad radica a la hora de leer los artículos de Lingüística escritos por la profesora. Muchos nombres y términos me resultan familiares, porque di Lingüística aplicada a la Traducción en Valencia. Aun así, me toca leer cada párrafo varias veces para acabar de comprender exactamente qué es lo que se dice.

  •  Kontrastive Systemkompetenz I. Tras este extraño nombre se esconde una asignatura de traducción del alemán al español. Apenas somos 9 personas en clases y yo soy la única española, por lo que juego con una clara ventaja. La profesora nos reparte textos (que suelen ser literarios o periodísticos) y tenemos que traducirlos. No tiene mayor complicación y es bastante amena.


  • ALP - Language and the Media. Esta es la verdadera joyita del semestre. Una asignatura que en un principio no pensé que fuera a suponer ningún desafío. Sí que es cierto que en los últimos años he dejado un poco más aparcado el inglés por mi interés en mejorar mi alemán, pero mi nivel está en torno al C1 y no pensé que fuera a tener problemas con el idioma. La asignatura consiste en debatir en clase artículos de la prensa de habla inglesa. Como la profesora es canadiense, no solo tenemos que leer periódicos británicos y estadounidenses, sino que hay que sumarles los de su tierra natal, como es lógico. Mi sorpresa llegó al ver las discusiones que se montaron en torno a simples citas sobre el periodismo. Todos son alemanes a excepción de un americano y de mí. Alemanes que perfectamente podrían pasar por americanos. Ni un maldito titubeo al soltar sus ideas, ni un error gramatical, ni la más mínima duda a la hora de escoger las palabras. No solo requiere esfuerzo por el idioma, sino por el análisis crítico que hay que llevar a cabo.


  • Deutsche Gesellschaft, Geschichte und Kultur. Este es un curso del Sprachlehrinstitut destinado a estudiantes Erasmus. Los temas que se tratan en clase son muy variados, pero todos giran en torno a la historia y cultura alemana. Desde los dialectos, los partidos políticos, el nazismo, hasta el sistema educativo del país. Lo mejor de todo es la flexibilidad de la profesora, quien nos anima a proponer temas que nos interesen.


  • ALP – Presenting Arguments. El profesor es un americano que suele vestir con camisas hawaianas y se pone a dibujar con la música del móvil a todo volumen antes de que comience la clase. El propósito de la clase es aprender a rebatir argumentos, pero está enfocado de una manera muy amena y los debates suelen ser bastante interesantes. Este jueves estuvimos hablando sobre el Couchsurfing, por ejemplo.



Estoy muy contenta con todas las asignaturas, porque suelen despertar mi interés y no me importa dedicarles tiempo. Aunque sí que es cierto que me toca esforzarme más que en Valencia, creo que va a merecer la pena por todas las cosas que estoy aprendiendo.  

Anteayer brillaba tanto el sol que dejé los artículos de Lingüística escritos en alemán indescifrable a un lado y me fui a pasear a orillas del Dreisam. Y es que cuando sale un día así es un verdadero crimen no disfrutarlo.





Otra de las alegrías del día fue una bolsa que repartían a la entrada de la Mensa. Resultó estar llena de vales de descuento, una revista, bebidas… Nada que ver con la UV, ni por asomo. 

2 comentarios:

  1. Cuando leo tu blog me entra una envidia más poco sana jajaja No puedo evitar pensar cómo sería mi vida si me hubiese decidido por la opción erasmus. Y aunque intento convencerme de que la cosa no podía ser, creo que siempre me quedará el "vacío" de no haber vivido un año erasmus como dios manda.
    Espero que disfrutes de estos días casi de verano como se empeñan en decir por aquí, aunque no entiendo qué tiene de veraniego que brille un poco el sol cuando salir a la calle sin bufanda se puede considerar tentar a la muerte xD
    Un beso, flor! :)

    ResponderEliminar
  2. Yo este año estoy disfrutando mucho el otoño por aquí, también. Las hierbas del campo tienen unos colores violetas y carmesí especialmente bonitos este año, pero hasta hoy no se ha notado por aquí de verdad la sensación de otoño, porque estaba haciendo bastante calor. Hoy ya hay vientecillo otoñal. Me encantan las fotos, ya te dije por el facebook de una de ellas que es increíble, y la luz que tienen, es preciosa. Estoy segura de que es fabuloso estar viviendo allí, lo pienso caminando por aquí porque no hay mucha vegetación, lo bonito que tiene que ser todo aquello. Me recuerda a cuando vivía en Castilla y León, que sí que era un paisaje más similar al del centro de Europa.

    Las asignaturas tienen muy buena pinta! Tiene que ser una experiencia genial la que estás viviendo. Lo que has comentado del análisis, me recuerda que bueno, yo tengo cierto buen nivel de inglés, pero en el segundo cuatrimestre voy a hacer una optativa sobre temas ambientales relacionados con mi carrera (Derecho) y economía ambiental, y es todo en inglés, con alumnos y profesores extranjeros (es una especie de seminario a la vez que optativa) y tenemos que debatir y exponer nosotros sobre esos temas, veremos a ver qué tal se me da... me impone un poco jaja, aunque el año pasado ya hice inglés jurídico y me fue muy bien, pero no había que debatir tanto y eso, era más traducción, comprensión lectora y algo de expresión oral, pero no tanto.

    Un beso!

    ResponderEliminar