martes, 26 de noviembre de 2013

Weihnachten ist um die Ecke

La nieve todavía no ha caído, pero las calles y la gente ya están contagiados del espíritu navideño. Ayer fue el primer día del mercadillo navideño (Weihnachtsmarkt) en Friburgo, por lo que me pasé a echarle un vistazo rápido y disfrutar un poco de un cielo inusualmente despejado. No había demasiada gente al ser bastante pronto, pero aun así se respiraba el ajetreo propio de estas fechas.






Me vi tentada de pedir un vaso de Glühwein para calentarme los dedos, porque de tanto fotografiar apenas los sentía. Luego recordé que el que me pedí en Viena acabó casi todo en la nieve cuando se fueron sus propiedades “calentadoras”, así que se me fueron las ganas de comprarlo. Le echan tantas especias que tiene un sabor demasiado fuerte en mi opinión.






El viernes por la tarde fue al cine de la universidad. En la facultad hay una sala inmensa donde suelen echar bastantes películas a muy buen precio. El carné de socio cuesta 3€ y cada película 1,5€. La ventaja es que además puedes llevarte comida de casa, por lo que la gente se lleva todo tipo de provisiones: porciones desproporcionadas de pizza, nachos, gominolas, tabletas de chocolate… De momento he visto Blue Valentine y The Great Gatsby. La primera ya la había visto, pero me gustó tanto que no pude resistirme a verla de nuevo.

Por si no había tenido suficiente cine esa semana, repetí sesión el sábado, aunque para ver un blockbuster: la segunda parte de Los Juegos del Hambre. No me declaro fan incondicional de la saga, pero ya había visto la primera parte y una chica finlandesa me propuso ir a verla.

En general todo marcha bastante bien. Ayer logré al fin acabar de redactar mi primer Protokoll íntegramente en alemán. Seguramente esté plagado de fallos, porque llegaba un momento que mi cerebro no daba para más. Tanto Indirekte Rede y Präteritum me causó severos quebraderos de cabeza, ya que no se utilizan en el lenguaje diario hablado. Me tocará pedirle a mi compañera de piso que lo revise, porque habrá todo tipo de perlitas.


Me cuesta creer que me queda menos de un mes para pisar de nuevo tierras españolas, aunque solo será durante cinco días. Tengo muchas ganas de reencontrarme con mis amigas, a las cuales no veo desde junio. Regreso el 22 de diciembre y parto el 27 por la noche con el coche, porque mi familia ha alquilado una casa en un pueblo cerca de Friburgo para pasar la Nochevieja. Lo bueno de ir con el coche es que podremos visitar ciudades de alrededor y que podré traerme alimentos españoles. La restricción de espacio al volar me saca de quicio. 

2 comentarios:

  1. El Glühwein sabe diferente segun la region y pais al que vas, aunque he de admitir que a mi me resulta igual de asqueroso en todas partes hahaha, soy mas bien de chocolate caliente. Soy muy fan de todos los mercadillos de Navidad <3 Un besito :D

    ResponderEliminar
  2. La segunda foto con las estrellas ya me ha convencido para querer irme para allá ya mismo! Y la segunda de la otra ronda es una maravilla, me encantan los colores y todo, debe ser fabuloso (a pesar del frío) estar por allí en estas fechas ^^ Seguro que lo pasas muy bien en Nochevieja.

    Y lo de la universidad es una pasada, pudiendo llevarte tu comida y todo. A mí Blue Valentine me gusta mucho también, por eso le dediqué post en el blog y todo. La de Gatsby aún no la he visto, y me gustaría, la verdad. Tanto la nueva como las dos versiones antiguas que no he visto y tengo bastante curiosidad, son películas de esas que siempre tengo pendientes.

    Me encanta ver tus pedacitos de vida en Freiburg a través de este blog :))))

    Y espero que no te den muchos más quebraderos de cabeza las asignaturas.

    Un beso grande!

    ResponderEliminar