sábado, 29 de noviembre de 2014

Berlin, du bist so wunderbar (Teil 2)




En esta entrada prosigo con la capital alemana, más en concreto con mis lugares preferidos. Con esta selección intento salirme un poco de los puntos clave que toda guía turística contiene, así que omitiré lugares tan emblemáticos como la Puerta de Brandenburgo o la Fernsehturm. Los conoce todo el mundo y poco sentido tiene mencionarlos.

1.      Literaturhaus (Fasanenstraße 23)

Creo que sería injusto empezar por otro sitio que no fuera la Literaturhaus. Su apacible ambiente hace que nos preguntemos si realmente estamos donde estamos, pues se encuentra situada a pocos metros de Ku’damm, la calle comercial por excelencia de Berlín.  

Perteneciente al barrio de Charlottenburg-Wilmersdorf, esta institución se fundó en 1986 con el objetivo de promocionar la literatura contemporánea del Berlín Occidental, por lo que aún hoy en día acoge todo tipo de eventos, como exposiciones o simposios. Además, cuenta con una cafetería-restaurante (Wintergarten) en su interior y con una pequeña pero acogedora librería. Lo que en mi opinión le otorga tanto encanto es la terraza situada justo a la entrada. Forma parte de la cafetería y se trata de un pequeño jardín cercado, colindado por arbustos y con una disposición de mesas y sillas de madera sobre un uniforme suelo empedrado. Sin duda alguna, el toque de distinción se lo aportan los edificios y villas neoclasicistas a ambos lados, que ejemplifican a la perfección el estilo de vida burgués de la sociedad berlinesa de principios del siglo XX.

Este fantástico rincón me lo mostró una amiga mía, después de haber hecho una buena sesión de compras. Tras el ajetreo de ir de un lado para otro con las bolsas, tomar asiento en un lugar así me sentó de maravilla. Había varias personas que se dedicaban exclusivamente a escribir con la única compañía de una taza de café, mientras que el resto de conversaciones se caracterizaban por un tono de voz calmado.  Es de esos rincones de la ciudad donde a buen seguro se han escrito, si no por completo, fragmentos de muchos relatos, novelas o poemas.





2.     Hackesche Höfe (Rosenthaler Straße 40/41)

Como su propio nombre indica, este complejo de patios cerrados está localizado enfrente del mercado Hackescher. En su interior hay tanto pequeñas tiendas como oficinas y viviendas, pues es un claro ejemplo de cómo a principios del siglo XX se establecía una diferenciación entre las zonas residenciales y las comerciales. Fueron diseñados por el arquitecto August Endell en un estilo Art Nouveau y los edificios de su interior tienen fachadas que en muchas ocasiones están decoradas con enredaderas. Quizás sea el primero de todos el que tiene un aspecto más característico, gracias al intenso color azul de sus ladrillos vitrificados.

Además de haber archiconocidas marcas como MAC o H&M, también pueden adquirirse los queridos Ampelmänner en el patio número 5.  






3.     Aeropuerto Tempelhof

Si Berlín ya es una ciudad única de por sí, este aeropuerto “inactivo” es otro claro ejemplo de ello. Me permito la licencia de entrecomillar esta palabra porque, tras cerrar sus puertas a viajeros en 2008, este lugar es de todo menos inactivo. Lejos de tratarse de un complejo fantasma como el polémico aeropuerto de Castellón, ha pasado a ser un parque urbano con una extensión que supera a la del emblemático Central Park de Nueva York.

¿Qué podemos encontrarnos? Más bien de todo. Desde áreas de barbacoa y picnic hasta pequeños huertos con cajas de madera, los cuales se han convertido en zona de juego de pequeños y grandes. Los fines de semana suele estar lleno de gente que sale a hacer deporte (a pie, en bici o en patines) por la interminable superficie de asfalto.

Sus impresionantes dimensiones logran que sea prácticamente imposible abarcarlo todo con la vista. Berlín tiene fama de ser grande, pero uno no se da cuenta del sentido de este adjetivo hasta que no pone un pie en Tempelhof, pues no podría haber mejor manera de experimentar la colosal magnitud de la capital alemana.

El 25 de mayo de este año tuvo lugar un referéndum, donde se les preguntó a los ciudadanos si estaban a favor de la construcción de viviendas y oficinas. Por suerte, el 65% de los votantes se negó a que el Ayuntamiento acabase con parte del encanto de este parque tan peculiar.  




4.     RAW-Tempel (Revaler Straße 99)

Si con el antiguo aeropuerto ya hemos visto lo muy a pecho que se toman los berlineses el tema del reciclaje y la reutilización de espacios, el siguiente lugar también es una buena muestra de ello. Para ver el lado más urbano y creativo de Berlín, es necesario acercarse al barrio de Friedrichshain. Es aquí donde se encuentra una organización sin ánimo de lucro cuyo objetivo es dar rienda suelta al lado más artístico e innovador de los ciudadanos. Acoge multitud de edificios que a simple vista podrían parecer predestinados al olvido. Antiguos almacenes industriales que, para no caer en el desuso, han pasado a convertirse en un conjunto de oficinas y estudios donde se desarrollan todo tipo de actividades socioculturales.

La estética del lugar podría dar la impresión de que se ha dejado de lado todo esfuerzo por lograr un ambiente agradable; no obstante, son las paredes de ladrillo plagadas de grafitis y este aire de abandono lo que lo convierten en un sitio tan especial. Recuerdo entrar en uno de los edificios y pensar de inmediato “aquí no tiene que haber nada”. Tras dar unos pasos por un pasillo casi a oscuras, pobremente iluminado por un tubo fluorescente, me di cuenta de que a mano derecha había una amplia sala donde estaba teniendo lugar una coreografía de ballet. Un pequeño cartel al lado de la puerta indicaba que era una academia de baile.





Para todos aquellos que queráis más consejos sobre la capital, os recomiendo dos blogs muy completos: Mit Vergnügen y Finding Berlin. El primero está en alemán y el segundo en inglés. Publican artículos sobre todo tipo de lugares de interés, como restaurantes o tiendas originales. 




7 comentarios:

  1. No he tenido oportunidad de ir a Berlín todavía, pero a ver si este verano me dejo caer por tierras alemanas. Por ello, me ha encantado leer un poquito más sobre Berlín y los curiosos lugares que se pueden visitar allí.
    ¡Me encanta esta "nueva sección" del blog! :)

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, Dafne!
    En alguna ocasión has dicho que ganaste un viaje a Alemania gracias a un concurso de escritura. Imagino que no será el mismo, pero el centro donde estudio alemán ha organizado un concurso de redacción para el próximo enero; por lo que no he dudado en inscribirme a pesar de mi excaso nivel de alemán.
    ¿Puedes orientarme un poco sobre los temas que te dieron a ti o cómo funcionan estas cosas? ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola:

      Pues tal y como lo describes, me parece que sí que es el mismo. Yo participé en el concurso de redacciones del Centro Alemán de Valencia, el cual organizan cada año en enero, si mal no recuerdo. Creo que has hecho muy bien en apuntarte, porque tu bajo nivel puede ser tu mejor baza. Tienen en cuenta qué curso estás haciendo, por lo que en niveles superiores suelen ser más exigentes y es más complicado despuntar.

      Yo me presenté cuando estaba en el A2 y la verdad es que tuve la ventaja de que, al ser autodidacta, este no era mi nivel real. La mayoría de temas suelen ser de actualidad. En mi caso, me decanté por la crisis europea, porque dio la casualidad de que me había mirado mucho vocabulario sobre el tema, ya que tenía el presentimiento de que iba a salir. Curiosea un poco en las noticias y entérate de las cuestiones que más debate han originado a lo largo de los últimos meses (el virus del Ébola, las elecciones europeas, la victoria de Alemania en el mundial de fútbol). Si ves que hay alguno en concreto que te interesa más, intenta centrarte sobre todo en ese para que no se te haga tan pesado.

      Otra recomendación que te daría es que cuidases mucho la estructuración. Aprende algunos conectores básicos o expresiones recurrentes que puedan serte de ayuda y que te permitan ordenar tus ideas de manera clara. Una buena presentación también es importante, así que evita tachones y trata de escribir con letra legible.

      Sí que es cierto que el límite de palabras es bastante elevado y que para los niveles más bajos esto puede suponer una desventaja, pero ante todo hay que seguir un hilo argumental y no soltar frases sueltas a bocajarro inconexas entre sí.

      Espero que te haya servido de ayuda. Si tienes cualquier duda o pregunta, no dudes en hacérmelo saber.

      ¡Mucha suerte!

      Eliminar
    2. Vaya, ¡pues sí que es el mismo! :D
      No sabes lo mucho que me has ayudado porque he preguntado a la profesora y no me ha orientado mucho... Es más, ni si quiera nos ha dicho qué temas han preguntado otros años y, por eso, pensaba que sería un concurso de redacción de estilo más literario. ¡Ni imaginarme que tirarían por temas de actualidad! Yo también estudio un A2 ahora, pero veo muy difícil estructurar ideas en alemán sobre un tema de actualidad con ese nivel. Tendré que buscar algunos ejemplos y leer diferentes artículos. Ojalá me sirvan de ayuda.
      Como siempre, muchas gracias por tu consejo :)

      Eliminar
  3. Por dónde empiezo yo ahora??? :O Jajajaj

    Genial la entrada, me apunto todos y cada uno de los lugares para mi próxima visita, ya los apunté cuando comentaste en mi blog pero después de leer esto ya me los apunto con mayúsculas, en rojo y mil estrellitas jaja. Especialmente me quedo con la Literaturhaus, esa terraza es adorable :). Y con Hackesche Höfe también, soy fan del Art Nouveau, este era un lugar que ya tenía pensado visitar pero nunca lo había encontrado :'(.

    Y para terminar, esa libreta de la segunda foto LA QUIERO. Jajaja tenía que decirlo.

    Un beso!!! :*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegra que te haya servido de ayuda! La verdad es que a mí me quedan también muchos lugares que visitar en Berlín y estoy deseando dejarme caer de nuevo para verlos.
      Sí, la Literaturhaus se ha convertido en uno de mis rincones preferidos de toda Alemania (y del mundo mundial, para qué negarlo).

      El plano me lo regalaron mis amigas por mi cumpleaños y es un mapa en relieve muy apañado donde también está la línea de metro y Postdam :) Aunque claro, al ser Berlín tan grande, como que se queda pequeño.

      ¡Un besito!

      Eliminar
  4. Hola Dafne! Soy Claudia! Te pasaste por mi blog hace unas semanas y no lo he visto hasta ahora! Lo siento >_< Muchas gracias por el comentario, pareces una chica muy interesante y (como a mí) que le encanta viajar! Estuve en Berlín por allá en 2008 y me encantó, pero no tuve la oportunidad de verla tan a fondo como tú. Tus fotos son realmente preciosas! Me han entrado unas ganas terribles de volver, haha :B

    Un placer conocerte, te sigo! Con ganas de leer más de ti en el futuro :)

    Claudia

    PS. Soy española, pero simplemente por costumbre y comodidad siempre escribo mis posts en inglés :)

    ResponderEliminar